Pop-up Image

ESCRÍBEME

¡ Estaré encantada de atenderte ! También puedes utilizar what's app 653402156

CAPTURA CADA MOMENTO

Con la llegada del buen tiempo, en general, dejamos entre ese estado de hibernación y marmota que nos recorre el cuerpo con la puesta del sol en las tardes-noches de invierno, estamos más activas, salimos más y se nos ocurren mil planazos, sobre todo ahora que el verano está a la vuelta de la esquina. Por eso, y porque transcurrido un tiempo, puede que se te olviden algunos detalles es imprescindible que te acompañe tu cámara de fotos en todas tus aventuras ¿ no crees ?

Puede ser un poco ” coñazo” hablando mal y perdonadme por usar esta expresión, llevar el dichoso bolsito de la cámara colgado, además de la mochila y otros básicos que ya llevamos casi de serie. Y, déjame añadir que la típica correa que viene de fabrica es bastante insulsa, por lo menos, en este tiempo que lo que una viene necesitando es poner color y alegría con pequeñas dosis de cariño convertidas en detalles que marcan la diferencia. Simplemente, porque no es lo mismo pasear con tu cámara colgada al cuello con una correa tan bonita que hace que todas las miradas se vuelquen en tu talento, que una correa negra, sosa y que además no tiene nada de espectacular por que tan solo es una más del montón. Llámame exagerada, si quieres, pero ¡ oye ! dónde me planten un accesorio hecho con las manos y diferente a lo convencional, allí que va mi mirada, mi atención y la de cualquiera, ¿ o me lo vas a negar ?

Marina, tiene muchos momentos que capturar durante el año. Por supuesto, quiere hacerlo con todo el glamour y llamando la atención de su pequeña que, muy probablemente, quedará hipnótica mirando los colores de su cinta. ¿ Ventajas ? Marina podrá inmortalizar todas sus miradas y sonrisas con total facilidad.  Así que tanto si tienes peques o simplemente vas a salir a pasear, no te pierdas los detalles para elaborar tu propia cinta de forma simple y sencilla.

En este caso, se han utilizado retales de telas que habían sobrado de otros proyectos anteriores hechos con la colección ” Jardín “ en algodón orgánico GOTS, cultivado y elaborado sin ningún tipo de tóxico ni químico.

Quiero recordarte que, si te preocupa especialmente tu piel porque es sensible, se irrita con facilidad o la tienes atópica, no tienes que preocuparte por las posibles alergias o reacciones de la misma a pesar de que este accesorio vaya a estar en contacto directo muchas veces con ella.  Además de la durabilidad del tejido y la permanencia de colores, usar tejidos orgánicos hará que tu piel esté cuidada como te mereces. Deja de sufrir innecesariamente.

Dicho esto, la ventaja de utilizar retales, además de reutilizar ( alternativa eco-friedly ) es que podrás darle a tu proyecto ese efecto patchwork tan bonito estéticamente.

Como complemento a las telas antes de empezar, necesitarás entretela o guata y dos mosquetones de 25mm. para realizar tu cinta.

 

PASO A PASO

 

La cinta, mide unos 5 cm de ancho por 82 cm de largo aproximadamente, pero como siempre, puedes adaptarla a tus necesidades. El procedimiento será el siguiente:

Para comenzar, corta las piezas de diferentes telas para confeccionar una cinta tipo patch. El ancho, deberá ser de 12 cm (5+5+2 de margen de costura). El largo, el que tu quieras y/o te resulte más cómodo.

Después, junta las piezas enfrentando derecho con derecho y cosiendo a 1 cm del borde.

NOTA: Las piezas de los extremo, en este caso, miden 12cm. de ancho x 17cm. de largo.

Una vez hayas unido todas las piezas, plancha la cinta abriendo las costuras. En este punto, el largo total es de 1 metro aproximadamente.

Coloca la entretela o guata. La guata, debes usarla si lo que quieres es conseguir una cinta acolchada, si no es así con entretela para dar rigidez será suficiente. Deberás situarla en el centro de la pieza, tanto a lo largo como a lo ancho. Esto es así para que de esta manera no quede tan rígida y sea más fácil pasar la tela por el mosquetón.

A continuación, dobla por la mitad a lo largo, con el lado derecho de la tela hacia dentro y haz un pespunte a 1 cm del borde.
Gira la cinta. Puedes ayudarte de un imperdible y, luego,  plancha de manera que quede la costura a un lado.

Una vez hecho esto, dobla los extremos 1 cm hacia dentro y cose 2 pespuntes a lo largo, a una distancia de 0.5-0.7cm de los bordes aproximadamente. Finalmente, solo queda introducir los mosquetones por la cinta y coser un pespunte de seguridad. Voilà!

Ya tienes tu preciosa correa personalizada para salir a presumir de cámara este verano.

Estoy deseando ver cómo te ha quedado, así que comparte tu foto en Instagram con el hashtag #mimidaeshop para entrar a formar parte de nuestra comunidad de creativas.

Ahora quiero leerte a ti:

¿Qué te parece este diy?

¿Has personalizado alguna vez la correa de tu cámara?

¿Qué diseño elegirías para hacerlo?

¡ Cuéntamelo todo !


*Todas las fotos de este tutorial están hechas por Marina  G.

 


Suscríbete a nuestra newsletter. Te aviso de nuevos contenidos, novedades y promociones para que estés siempre al día y, si te cansas de mis e-mails, te puedes dar de baja sin ataduras.

DEJA TU COMENTARIO