Pop-up Image

ESCRÍBENOS

¡ Estaremos encantados de atenderte !

TUTORIAL SWADDLE Y FUNDA NÓRDICA

¡Qué bien se duerme en las nubes!

¡Qué rapido pasan los días, parece que hay alguien ahí dandole cuerda al reloj! Así que aquí estoy de nuevo, esta vez si, como os dije en el post anterior de “Sueños reparadores y noches tranquilas, con unas breves instrucciones de como envolver a tu bebé según la técnica Swaddle para que durante sus primeras semanas de vida, tu bebé, duerma seguro y plácidamente. Pero eso no es todo, también te traigo un breve tutorial de cómo hacer una funda nórdica para que junto con un relleno, mullido y cálido tu pequeño sienta que esta durmiendo casi en las nubes, además de darle ese toque especial a la habitación y esa singularidad que desprenden las cosas hechas a mano.

Cómo envolver a tu bebé (técnica Swaddle).

swaddling anne geddes

El primer paso va a ser coger una manta fina o una sábana de tamaño cuadrado y que, además, no sea muy grande. Si no tienes ninguna también puedes hacer una mantita o arruyo exclusivamente para este fin. Las telas jersey y/o sudadera (si quieres que el tejido sea un poco más gordito), son muy buena opción para este DIY porque son muy suaves y con un agradable tacto que la piel de tu bebé agradecerá muchísimo. Al ser ecológicas, además, no le crearán ningún tipo de reacción porque son aptas, incluso, para pieles atópicas.

Una vez tengas la mantita, estiendela sobre una superficie plana. Colócala de forma que asemeje un rombo. Una vez hecho esto, dobla hacia el interior un poco la esquina superior. Quedará una especie de triángulo. Coloca a tu bebé en medio, con los hombros sobre esta doblez. Posteriormente, toma el extremo izquierdo de la tela y pásalo sobre su cuerpo metiendo el extremo por debajo de su brazo derecho. No aprietes ni mucho, ni poco, sólo lo justo y suficiente. Ahora, coge el extremo inferior de la mantita y súbelo hacia arriba. A continuación, toma el trozo  que queda de tela y pásalo por encima del pecho introduciendo el sobrante por detrás.  Finalmente, ¡admira como disfruta durmiendo! (Adjunto un breve esquema a continuación).

Swaddle

Antes de emplear esta técnica has de tener en cuenta que solo se recomienda utilizarla durante la noche para ayudar a  tu bebé a dormir feliz sintiéndose a gusto debido a la paz, calor y seguridad que logra transmitirle esta técnica. Además, sus piernas, a diferencia de sus bracitos, han de poder mantenerse móviles.

No debes utilizar el método Swaddle si el bebé ya empieza a moverse y a dar giros con autonomía.  Será entonces cuando puedes recurrir a utilizar un nórdico mullido que hará que tu bebé se siga sientiendo a gusto y además pueda moverse con total libertad durante el sueño. Dicho esto, además de proporcionarle una agradable sensación, siguiendo estas simples instrucciones que te dejo a continuación, podrás crear una funda que hará del nórdico una pieza singular y con personalidad pues, a partir de la base, siempre puedes costumizar y adornar tu labor al antojo de tu creatividad.

TUTORIAL. FUNDA NÓRDICA PARA CUNA + ALMOHADA.

Importante. Las medidas indicadas para confeccionar el conjunto son para tamaño de mini cuna estándar de 120cm x 60cm y almohada de 50x35. Todos los márgenes de costura están incluidos.

Necesitarás,

-14 unidades -350cm- de tela de algodón estampada ( si quieres hacer tanto el derecho como el reverso y cojín del mismo diseño), o

-8 unidades -200cm- de tela estampada y 6 unidades -150cm- de tela lisa (si quieres diferenciar derecho y reverso), o

-8 unidades -200cm- de tela estampada de un diseño y 8 unidades -200cm- de tela estampada de un diseño distinto (si quieres hacer que este conjunto sea reversible. Además con estas medidas te saldrán dos fundas de almohada para combinar o una funda de almohada y un cojín).

Te aconsejo lavar previamente las telas si es posible en agua fría, ya que, al ser algodón orgánico 100%, pueden encoger hasta un 5%.

Para confeccionar la funda nórdica (después de decidir como la quieres presentar) sólo tienes que recortar dos rectángulos de 110cm de ancho x 140 de largo. Si el tejido ha encogido más de 110cm de ancho, usa el ancho total que te haya quedado después de lavar. A continuación, junta derecho con derecho y sujeta con alfileres todo el contorno. Cosemos con overlock o màquina plana (yo, personalmente, prefiero overlock por el acabado y porque se come menos margen) de modo que nos quede una “u” invertida, es decir, cosemos los dos laterales de 140cm de largo cada uno y lo que será la parte superior de la funda, dejando todo el bajo sin coser. Da la vuelta a la labor. Para terminar y darle un toque más fino y profesional puedes remallar con overlock todo el bajo y posteriormente hacerle una doblez de unos 2-5 cm. hacia el interior que puedes fijar con la plancha para que te resulte más fácil coserla después.

Coloca unos snaps  de plástico o metálicos para poder introducir y sacar el nórdico con total comodidad y ¡ya tienes tu funda lista!

nordico+snaps

Para la almohada, coge la tela restante y corta dos rectángulos de 40cm de alto x 60cm de ancho. Junta derecho con derecho, pon alfileres para sujetar  y cose la parte superior e inferior dejando los dos lados de 40cm sin coser para remallarlos, igual que has hecho con la funda nórdica. Dale la vuelta a la labor y haz una doblez en cada uno de los lados.

funda nordica

 

¡Ya tienes el complemento ideal para la cuna! y, además, hecho por ti ( valor añadido ) sin sufrirlo demasiado qué siempre es de agradecer 😉

_______________________________________

Espero que te animes, pues es un proyecto fácil y rápido. Si eres de las que justo te inicias en la costura, despertará ese hambre de seguir creando con tus manitas porque realmente es un proyecto básico, que es muy agradecido, y con el que, incluso, te podrás colgar alguna medalla, ya que con la tela adecuada, es un proyecto que destaca 😛 . Si de lo contrario, no hace dos días que coses ¡anímate también! porque este DIY es para todos y puede ser que ni siquiera hubieras pensado en él pero que te pueda apetecer para salirte de las típicas fundas que puedes encontrar en el mercado y, además, darle un toque único a la habitación con una funda hecha por ti, ya sea para cuna o cama, el procedimiento es el mismo solo es cuestión de ampliar medidas según tus intereses.

Por cierto, como regalo es ideal, y ahora que ya va quedando menos para Navidad y es época de preparativos, no tienes excusa para no hacerlo, si además te animas a personalizarla con algún detalle, un nombre o frase bordada, un aplique o eres adicta al patchwork, quien lo vaya a recibir, seguro que morirá de amor al verla (a mi des de luego me hizo muchísima ilusión cuando mi tía me regalo una funda nórdica hecha a mano para la primera camita de mi niña hace ya algunos años. Tanto es así, que aun después de todo este tiempo, la sigo guardando cómo un recuerdo).

¡Anímate con la costura! No olvides que tenemos una cita la semana que viene con un nuevo post (aunque no te aseguro que sea el lunes como de costumbre).  Mientras tanto, si este te ha gustado, agradeceré como siempre que me des un “LIKE” en forma de corazoncito y si además te animas con el proyecto, coges la cámara, le echas una foto y la subes a tu IG, por favor, no te olvides de usar el hashtag #mimidaeshop para poder ver lo bonito que coses (me hace tremenda ilusión ver los resultados). ¡Besos y ha disfrutar del fin de semana!

Esta vez he usado algunas imágenes que no son propias ni de colaboradoras, así que haz "click" encima de la imagen si quieres ver el origen de cada una de ellas. 
Las fotos del tutorial de la funda nórdica están realizadas por @_Claravm_.

 

 


Suscríbete a nuestra newsletter. Te aviso de nuevos contenidos, novedades y promociones para que estés siempre al día y, si te cansas de mis e-mails, te puedes dar de baja sin ataduras.

DEJA TU COMENTARIO